Energía Solar Térmica

El otro uso que le damos a la energía del sol, además de la fotovoltaica, es la energía térmica. Mientras que la energía fotovoltaica generaba electricidad, el fin que tiene la térmica es el calentamiento. Los usos que le damos son varios, desde el calentamiento del agua sanitario y ahora obligatorio en las viviendas de nueva construcción (ACS), el de piscinas…

El sistema de funcionamiento de las térmicas presenta otras peculiaridades, y la principal radica en los paneles, ya que estos trabajan mediante un líquido que se va calentando a la vez que fluye en por el interior del panel. De esta forma una vez que el líquido toma una temperatura elevada es acumulado o trasladado a su lugar de consumo.